Inici Blogs O com fer dues coses a la vegada no sent una dona..

O com fer dues coses a la vegada no sent una dona..

30

Si, no soc una dona i si, puc fer dues coses a la vegada. Algunes no les puc explicar aqui, perquè l’autoritat podria sancionar-me, ja que estan fetes mentre condueixo. Ep, que no es tracta de mirar el mòbil ni aparells similars, trankiles les forces de l’ordre.
Avui era, en teoria, el dia mes rollo de tots els dies rollo possibles. I les ganes teves i les meves l’han convertit en un dia diferent i bonic. Molt diferent i molt bonic. I això que em podria haver afaitat, que no trobo mai el moment, i això que hem dormit poc, i això que tot semblava tan complicat. No hi ha cosa que em faci mes feliç que el teu somriure, quan se t’escapa. Ni cosa tan flipant com les teves mans quan m’acaricien, ni cosa més temptadora que la teva comunicació no verbal, la de tot el cos. Que sabran els buròcrates de les coses que de veritat son importants! Quina rao que tenia el gran Benedetti, o Herman Melville!
Tu, es clar, saps fer dues coses a la vegada, i segurament tres i tot, però jo vaig progressant. Puc conduir, mirar-te de reüll, somriure, canviar de marxes, triar una cançó, sentir-te… Vaig progressant. Tambè en puc fer d’altres, de coses, no puc entrar en detalls, ara ja no parlo de transit, però akestes no les puc fer fent-ne d’altres a la vegada… Sempre dic que vull que sigui demà. Ahir va ser un dia complicat, però l’esperança es la meva bandera, ara verda i vermella. I avui s’ha demostrat que sempre ens pot esperar un demà millor. I fer altres coses, i compartir rumbes, i veure ( de reüll) com segueixes el ritme amb mans i peus. Senyal de pau, de cor content!
La vida no va sobre rodes, pero algunes rodes fan la vida mes bonica!

Pd. Estic tant feliç que he fet allo que faig sempre que estic tan feliç, comprar-me un llibre, Pista Negra, del meu autor favorit dels ultims mesos, Antnio Manzini, l’ inventor del meu idol, el poli Rocco Schiavone. Ha estat un dia de regal…

Echo de manos. Kiko Veneno.

Echo de menos
la cama revuelta,
ese zumo de naranjas
y las revistas abiertas.

Y en el espejo
ya no encuentro tu mirada,
no hay besos en la ducha,
ni pelos, ni nada.

Y entre nosotros
un muro de metacrilato
no nos deja olernos
ni manosearnos…

Y por las noches
todo es cambio de postura
y encuentro telarañas
por las costuras.

Lo mismo te echo de menos, lo mismo
que antes de echaba de más.

Si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.

Si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.

Echo de menos
el crujir de tus tostadas,
sentir por el pasillo
tu gato que araña.

Y en mi camisa
llevo tu aroma preso
y el rojo de tus labios
por el cuello…

Y entre nosotros
un muro de metacrilato
no nos deja olernos
ni manosearnos…

Y por las noches
todo es cambio de postura
y encuentro telarañas
por las costuras.

Lo mismo te echo de menos, lo mismo
que antes de echaba de más.

Si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.

Si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.

Porque si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.

Si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.

Si tú no te das cuenta de lo que vale,
el mundo es una tontería,
si vas dejando que se escape
lo que más querías.
Tomado de AlbumCancionYLetra.com
Llora que tú tienes que llorar
y hasta llenar la cantimplora
por aquella lagrimita
por lo que más querías.