Inici Blogs La rara sensació de sentir-se un mateix …

La rara sensació de sentir-se un mateix …

28

No sè si és el canvi de temps, potser la conjunctura dels astres. No sé si és l’aprenentatge interior, o un atac d’optimisme intim. No sé si és que finalment el meu laberint personal és entés, fins i tot per mi mateix o que encara que no reaccioni a les situacions com la majoria pot esperar d’algú com jo, la meva manera de viure te una certa coherència. No ho sé. Però em sento bé. Com és natural, cap expectativa. Em sento be perquè em reconec en els meus actes i en els meus sentiments. Perquè, com que conec els meus defectes, he aconseguit alliberar-me de zones errònies. Perquè soc com soc i no puc ser diferent. I, per bé o per mal és el que hi ha. I ho sap qui forma part del meu cor. No pretenc impressionar ningú amb res. Si vols impressionar acabes decebent. I jo no vull més decepcions a la vida, ni semblar una altra cosa. L’aprenentatge ha estat dur, des de zero. M’he caigut fatal, he sentit pena per mi, m’he infravalorat, he volgut no semblar dèbil kuan més dèbil era, i ser xulo quan no estava en condicions. Ja veus, per a res. He desfet els camins ekivocats i al final he entès l’esencial, que soc algu com la majoria, que soc el responsable de les meves alegries i els meus errors, que tinc una capacitat infinita d’estimar i que de vegades, això del cor és un negoci meravellós i compartit. Sé que no puc deixar escapar els moments bonics, per breus que siguin, per insignificants que puguin semblar, perquè no tornaran. Se que no hi ha més estratègia que cap estratègia, que parli el cor, i que flueixi la vida. Ara se també que l’esperança és una manera de viure, i que és possible només si la cuidem, si hi creiem, en els moments més difícils, quan sembla una bogeria. I que la força del cor fabrica impossibles. És la historia del boxejador tirat a la lona quan li fan el compte enrere i s’aixeca. La resilència te premi. Kuan arriba s’ha de viure al límit. Així em sento jo…

Manuel Carrasco. Siendo uno mismo.

No soy ejemplo para nada ni para nadie
Tengo miserias como cualquiera de ustedes
14 marcas que me duelen en el alma
Y 100 defectos que me siguen y no aprenden

Las dudas se divierten, no descansan nunca
Como los miedos que siempre estarán presente
A veces sonrío sin ganas y al revés
A nadie importa, nadie tiene que saber

Y aunque las cosas con el tiempo no se olvidan
Voy a estar más alerta, más tiempo conmigo
Que cada vez soy más consciente que la vida
Sin darnos cuenta se consume en un suspiro

Voy a quererme para quererte mucho más
Voy a tratar de ser mejor y más valiente
Es el momento de enfrentarse a la verdad
Que ya está bien de procurar y perder siempre

Recuerdo que un día fui fuerte
Recuerdo que no juzgué a nadie
Porque cuando me siento débil
Aún sigo queriendo, queriendo matarme

Qué duro es a veces vivir
Pero es preferible sentir
Aunque nos duela la verdad
Siendo uno mismo en cualquier parte

Y ahora que entiendo lo que mis padres de niño
Siempre decían con el corazón temblando
“Nunca te fíes del que quiera ser tu amigo
Que con un caramelo, te mete en el saco”

Y piensa si eres uno más de los que estrellan
Su tiempo en un televisor de color rosa
Y si es verdad, yo fui de OT ¿qué, te molesta?
Si no te gusta, a otra cosa mariposa

Y si a un amigo que no tenemos remedio
Abrir el corazón siempre nos sale siempre caro
Que no me importa lo perdido si es sincero
A mí me importa todo el vino derramado

Yo que forjé mi historia con los buscavidas
Pierden el tiempo los que intentan que me frene
Por eso ahora si me escuchas, no te rindas
Siéntete libre y orgulloso de quien eres

Recuerdo que un día fui fuerte
Recuerdo que no juzgue a nadie
Porque cuando me siento débil
Aún sigo queriendo, queriendo matarme

Qué duro es a veces vivir
Pero es preferible sentir
Aunque nos duela la verdad, aunque nos duela
Siendo uno mismo en cualquier parte

Siendo uno mismo en cualquier parte

En el espejo, las ojeras me contaron
Aquellas noches de cuánto la eché de menos
En la locura, asesinando las llamadas
Y en cada muerte despertaba un nuevo intento

No quiso verme, y ahora es quien me anda buscando
No es que no quiera que me encuentre, es que mi sueño
Lo estoy viviendo con una mujer sincera
Ella es la reina y tú una princesa del cuento

Que no se trata de quererse más que nadie
¿Y por qué piensas que me lo monto de artista?
Más bien me pasa lo contrario muchas veces
También me siento pequeñito en esta vida

Vale la pena pelear por nuestros sueños
Vale la pena equivocarse y levantarse
Vale la pena liberarse y ser el dueño
De la verdad siendo uno mismo en cualquier parte

Recuerdo que un día fui fuerte
Recuerdo que no juzgue a nadie
Porque cuando me siento débil
Aún sigo queriendo, queriendo matarme

Qué duro es a veces vivir
Pero es preferible sentir
Siendo uno mismo en cualquier parte